Monday, 20. February 2017

Visitantes

1015667

Búsqueda

AGON en Facebook

Compártenos

Share to Facebook Share to Twitter Share to Linkedin Share to Myspace Share to Delicious Share to Google 

Compartir

 

 

Terricabras_EH

F. Nietzsche. Ecce homo, traducción de J.-M. Terricabras. editorial Accent, Girona, 2007.

 

Barcelona, 10 de marzo de 2008

Estimado Sr. Josep-Maria Terricabras, "catedràtic de filosofia":

 

Hace días que quería escribirle unas palabras con ocasión de su recién publicada traducción del Ecce homo de Nietzsche al catalán y de la presentación que de la misma hizo en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Barcelona el día 20 del mes pasado.

 

Obviamente constituye motivo de alegría saber que hay una nueva traducción de un clásico de la filosofía como es la famosa autobiografía de Nietzsche, su testamento filosófico, por decirlo de alguna forma, donde el propio Nietzsche se convierte en intérprete de sí mismo. Y más aún al catalán, pues, además de ser la primera traducción que del Ecce homo se realiza a esta lengua, no hemos de olvidar la amplia influencia del filósofo alemán en personajes tan representativos de nuestra cultura como son Joan Maragall o Josep Pla. Por todo ello, le doy las gracias por su iniciativa.

 

Sin embargo, a pesar de la alegría inicial, es de lamentar - y mucho - la falta de cuidado con el que se ha hecho este trabajo. En castellano ya se contaba desde 1971 con una edición del Ecce homo que, aunque con errores y evidente falta de actualización en lo que a las notas se refiere, ha tenido un merecido éxito tanto en España como en el mundo hispanohablante en general. Era de esperar, por tanto, al menos el mismo esfuerzo y la misma pulcritud que la demostrada ya hace más de 35 años por Andrés Sánchez Pascual. Pero lamentablemente no ha sido así y el lector catalán ha recibido, en cambio, un producto defectuoso y que hasta se podría calificar de fraudulento. Paso a argumentar lo dicho con un breve análisis.

 

Empecemos por aquello de lo que carece, algo que ya se ve debajo de la foto que ilustra la portada - en la que, dicho sea de paso, aparece  un Nietzsche enfermo y no el Nietzsche jovial que escribió el Ecce homo -. Como ahí bien se indica, se trata de una "Traducció i pròleg" y no de una edición propiamente dicha. Es decir, ni el objeto (el Ecce homo de Nietzsche) ni el sujeto a quien va dirigido este trabajo (el lector catalán) parecen merecer un mínimo esfuerzo por parte de alguien que se presenta como "catedràtic de filosofia". Así pues, que nadie espere encontrar aquí una mínima bibliografía en la que al menos aparezcan las obras que de Nietzsche hay traducidas al catalán, ni una pequeña cronología, ni un índice de nombres y conceptos (apartados que sí aparecen en otras ediciones catalanas de Nietzsche como, por ejemplo, La genealogia de la moral, La gaia ciència, Més enllà del bé i del mal o L'Anticrist y que constituyen ya una tradición en el Nietzsche "en català").

 

Pero vayamos a lo que sí hay: Tenemos un "pròleg" (pp. 7-22) en el que no vemos ni una sola nota, ni una sola referencia bibliográfica a los estudios que se han realizado sobre Nietzsche en general o sobre el Ecce homo en particular. Aquí se puede leer una especie de ensayo literario, por llamarlo de alguna forma, plagado, eso sí, de errores de base como el decir que Nietzsche «es va traslladar a Leipzig, seguint el seu admirat mestre Friedrich Ritschl» (p. 9), que su contratación por la Universidad de Basilea fue «un fet absolutament excepcional» (p. 9) o que, L'Anticrist es la «primera part de la seva planejada Revaloració de tots el valors» (p. 13).

Si vamos a la "traducció" catalana del Ecce homo, nos encontramos cosas curiosas como, por ejemplo, la traducción de «öffentliche Meinung» por «opinió oberta» (p. 90) o «Bierbank Evangelium» por «evangeliet» (p. 91), perdiéndose de esta forma toda la ironía que aquí Nietzsche aplica sobre la obra de Strauss y que el filósofo alemán había explicitado meses atrás en Crepúsculo de los ídolos. Y ya no hablemos de los juegos de palabras desglosados en el texto sin explicación alguna al lector como si éste tuviese que saber, por ejemplo, que «Strauss» en alemán quiere decir «estruç» (p. 92) o que «Schleiermacher» significa «fabricant de vels» (p. 134).

 

La traducción, como se puede leer en la p. 21 de la "Introducció", aparece acompañada de unas notas que se limitan a "localitzar textos citats a l'obra o bé per traduir algunes expressions, bàsicament llatines". Pero a pesar de la pobreza y limitación de este aparato de notas (por favor, Señor "catedràtic de filosofia", no me vuelva a confundir usted una edición con comentarios con una edición crítica tal y como hizo en la presentación), no dejamos por ello de encontramos con cosas "curiosas". Por ejemplo, la traducción de «amor fati» por «amor del destí» (nota 12, p. 72 y nota 36, p. 137) con lo que no sólo se demuestra desconocer la diferencia entre el genitivo subjetivo y el objetivo en latín, sino también, y esto es lo más grave, se pone de manifiesto una total ignorancia en lo que se refiere al sentido de esta importantísima fórmula nietzscheana en el contexto de su filosofía (para este concepto le remito, Señor "catedràtic de filosofia", a la definición que de él se ofrece en el Diccionario de Filosofía de José Ferrater Mora).

 

Pero lo peor no está en todas esas carencias de base de la edición – que no es edición, como ya se indica – ni en los errores en la "Introducción", ni en los errores de traducción, ni en la pobre anotación, no exenta de errores también, sino en una cuestión de base como es la elección de la edición crítica alemana que se ha utilizado para la traducción. Ya sé que en la p. 21 de la "Introducció" y en la nota 6 (p. 37), usted dice que toma como base la edición Colli-Montinari. Pero si esto es así, ¿por qué vino a la presentación con la edición de Karl Schlechta? Ya sé también que en el breve diálogo que mantuvimos entonces usted afirmó una y otra vez que había utilizado la edición Colli-Montinari, que era la que yo tenía en las manos y que es la edición de referencia para todo estudio serio sobre Nietzsche. Sin embargo, tengo un pequeño problema y es que he encontrado tres pasajes de su traducción en los que puede observarse perfectamente que usted miente, que no es cierto que haya usado como base la edición Colli-Montinari y que, por lo tanto, lo que presenta al lector catalán es un texto censurado, falsificado y que se aleja de la intención de Nietzsche. Y aquí le adjunto un ejemplo para cuya comprensión no hace falta tener grandes conocimientos de la lengua de Goethe.

 

Evidentemente que me dejo cosas como, por ejemplo, las barbaridades que usted dice en la nota 6 (p. 37) sobre la historia del texto definitivo del apartado tercero de "Per què sóc tan savi", una explicación que fue "corregida y aumentada" en la presentación y que tanto le agradezco, pues nunca había visto una muestra de ignorancia tan complaciente de sí misma. Es decir, según usted:

 

1- La versión que hasta 1969 circuló de ese apartado del Ecce homo era una falsificación de Elisabeth y Peter Gast y no una versión previa redactada por Nietzsche y posteriormente descartada.

 

2- El texto de la versión definitiva de ese apartado se conserva en letra de Nietzsche y no en copia de Peter Gast.

 

Pues sí, Señor "catedràtic de filosofia", lo que usted diga.

 

Pero basta ya. No quiero extenderme más, pues lo aquí expuesto ya es suficiente motivo de lamento y hasta de pena por un trabajo tan deficiente y tan científicamente nulo como el suyo, que no aporta nada y que constituye un insulto no sólo a los estudios nietzscheanos y a la filosofía en general, sino también a la cultura catalana, la cual, según parece, ni siquiera puede competir en este aspecto con lo que se hizo en España hace ya más de 35 años. Sin embargo, y no siento en absoluto discrepar con usted, creo que el lector catalán se merece, por cultura y por tradición, algo más que una chapuza como la que usted presenta con tanto orgullo.

 

Reciba un muy cordial saludo a la vez que mi más sincera repulsa por su lamentable trabajo,

 

Antonio Morillas

SEDEN (Sociedad Española de Estudios sobre Friedrich Nietzsche)

 

 

Documentos Asociados


A continuación presentamos un ejemplo del texto censurado en la edición catalana del Ecce homo a cargo de J.M. Terricabras, correspondiente al § 3 del capítulo  dedicado a Crepuscle dels ídols (p. 129):

 

 

wp9bae7181_0f

 

Compárese con el texto de Karl Schlechta (Bd. 2, Carl Hanser Verlag, 1955):

 

 

wpf6d91907_0f

 

Por su parte, la edición de Colli-Montinari (Bd. VI, Walter de Gruyter, 1980) presenta el siguiente texto no censurado:

 

 

wp3efc2723_0f