Sunday, 24. September 2017

Visitantes

1199829

Búsqueda

AGON en Facebook

Compártenos

Share to Facebook Share to Twitter Share to Linkedin Share to Myspace Share to Delicious Share to Google 

Compartir


¿Por qué fue tan próspera la Grecia Clásica?

 19056479 955ec41ee11

Traducción de The Tom Woods Show. Episodio 594, con Tom Woods (T) y Josiah Ober (J).

 

T: Hola y bienvenidos a otro episodio del programa. Hoy hablaremos de la Grecia Clásica y de cómo es que esta civilización fue tan importante en lo que respecta a sus logros culturales y a su prosperidad económica, a pesar de que fue una civilización descentralizada. Bueno, tal vez lo estamos enfocando mal si decimos “a pesar de su descentralización”. Así que ésta es la interesante pregunta planteada y respondida en un nuevo y fascinante libro que sé que vais a encontrar interesante. Se llama The Rise and Fall of Classical Greece y está escrito por nuestro invitado Josiah Ober, Josh para los amigos. Es profesor en la Facultad de Humanidades y Ciencia de la Universidad de Stanford. Enseñó anteriormente en la Universidad de Princeton. Entre sus otros libros tenemos Mass and Elite in Democratic Athens y Political Dissent in Democratic Athens. Así que es un placer dar la bienvenida al programa al profesor Ober. Ahora mismo, Josh, bienvenido al programa.

J: Me alegro de estar aquí.

T: No he discutido nunca sobre la Grecia Clásica en el programa. Este es el episodio 594 y por fin vamos a hacerlo. Y estoy especialmente fascinado por el modo en que expones tus argumentos y, de hecho, por el contenido mismo de tus argumentos. Tú… tú intentas explicar el fenómeno de la Grecia Clásica, el que tengamos esta extraordinaria civilización, tanto en lo que respecta a su producción cultural como a su prosperidad económica. Vas contra aquellos cuya visión es algo así como que no hubo realmente nada parecido a un crecimiento económico en ninguna parte hasta el mundo moderno, lo cual ciertamente no es así. Crecimiento económico prolongado tal vez no, pero en el caso de la Grecia Clásica tenemos, sin duda para el nivel de la época, una civilización próspera y  cuyos logros culturales siguen siendo todavía estudiados e imitados hoy.

Así que la cuestión, realmente, es cómo pudo ocurrir esto, cómo fue posible, especialmente dado que operaban en un modelo descentralizado, mientras que el prejuicio moderno es que el progreso surge de la centralización. Así que estoy fascinado por el modo en que planteas la cuestión. Y parece ser que hay un prejuicio contra la descentralización, en parte porque nos cuesta entender cómo puede funcionar. Con… la lógica de la centralización es fácil de entender, pero la descentralización no es tan fácil.

J: Creo que es exactamente así. Podemos remontarnos a Thomas Hobbes y a los pensadores clásicos de la Ilustración y, el prejuicio es, básicamente, contra la descentralización, porque a todos les parece que una única autoridad centralizada puede organizar la sociedad de una forma que todo un conjunto de diferentes estados o individuos disgregados y descentralizados simplemente no podrían. Así que éste es el gran problema.

T: Y yo creo que mucha gente no se da cuenta del alcance de la Grecia Clásica, en el sentido de que cuando vamos a la escuela aprendemos sobre Atenas y Esparta y, tal vez, oigas algo sobre Tebas. Pero no te das cuenta de que se trata de más de 1.100 ciudades-estado. Ah…

J: Es cierto. Se trata de una civilización muy notable extendiéndose por gran parte del Mediterráneo durante cientos de años. Sólo ahora los clasicistas han sido capaces de medir el tamaño de la civilización, el número de griegos, el número de ciudades-estado. Y a estas alturas ya está bastante claro que no estamos frente a un mundo con tan sólo unas pocas notas magistrales como Atenas, Esparta y Tebas, sino más bien frente a un mundo que está realmente disperso en cientos y cientos de estados independientes y semi-independientes.

T: O sea, que estás hablando de descentralización, no como un obstáculo sino, en cierto modo, como un ingrediente en la explicación del florecimiento griego y, a su vez, discutes no sólo sobre la existencia de especialización e intercambio, sino también sobre el reconocimiento del valor de estas cosas. Pero antes de ponernos con esto, tengo que preguntártelo. Las Guerras Médicas que tienen lugar a principios del s. V a.C. no parecen ser realmente victorias griegas, especialmente, como tú dices, dada la naturaleza descentralizada de la Grecia Clásica. Y sin embargo fueron victorias para Grecia. ¿Cómo lo explicamos?

J: Bueno, las Guerras Médicas son realmente importantes. No habrían sido posibles si los griegos o algunos de los griegos no hubiesen sido capaces de cooperar en proyectos comunes bajo ciertas circunstancias. La clave para el éxito en las Guerras Médicas es que Atenas y Esparta, dos de los estados mayores, fueron capaces de crear una coalición que fue lo suficientemente grande como para poder rechazar finalmente a los persas. Pero aun así, fue únicamente un pequeño subconjunto del número total de ciudades-estado griegas y, así pues, se trata realmente de una cuestión de cooperación entre las ciudades-estado griegas bajos circunstancias extremas. Y también la afirmación sobre la especialización en, ya sabes, ciertas formas de guerra que los griegos habían desarrollado antes de que estallasen esas guerras.

T: En ocasiones se oye a gente en estos y otros casos intentando dar explicaciones geográficas, básicamente explicaciones basadas en el clima, el clima fue favorable y tal y cual. Y por supuesto, esto no significa que no fuera importante, pero en el caso de Grecia estas cosas [el tiempo] son bastante constantes a lo largo de la historia de Grecia. Y aun así los logros de Grecia no son constantes a través del tiempo, así que ésa no puede ser la explicación completa.

Dedicas cierto tiempo a hablar de instituciones y afirmas que, incluso aunque no tenían el concepto de derechos articulado de la forma en que nosotros lo articulamos, aun así, parecían ser de la opinión que el gobierno no podía quitarte tus cosas de forma arbitraria, que los contratos debían respetarse. En otras palabras, la estructura institucional necesaria para el intercambio mercantil se haya presente.

J: Sí, es exactamente así. Cuando observamos en general y con profundidad el mundo griego, por ahora centrándonos en la Grecia continental, podemos mostrar que hay sólo un único periodo de gran crecimiento económico antes del s. XX y ése es esta era clásica del período antiguo. Y éste es el período en el que se desarrollan estas instituciones características. Y estas instituciones se centran alrededor de lo que he llamado una red de ciudadanos o gobiernos centralizados en torno a ciudadanos, es decir, que los ciudadanos tienen ciertos derechos frente a los demás y también frente a cualquier forma de gobierno colectivo creada entre ellos. Y también mantienen normas, crean normas que son relativamente justas, al menos para los ciudadanos. De tal forma que los individuos griegos pudieron planificar sus vidas de un modo más amplio del que es habitual en sociedades asiáticas, porque podían vivir sin temor a que les confiscasen sus bienes, ya fuera por parte de un gobierno intrusivo o por individuos poderosos, por un matón local que les extrajera las rentas.

T: Bien, así que tenemos esto, tenemos la estructura institucional, tenemos la… has hablado de especialización e intercambio, en el sentido de que tienes diferentes ciudades que se especializan en cosas diferentes y después pueden intercambiarlas y hacerse más ricos. Pero, cuéntanos algo más sobre esto. Presumiblemente hay especialización e intercambio en muchas partes del mundo.

J: Sí, es por ello que la especialización es una característica básica para el desarrollo de la civilización. Lo que ocurre en Grecia es que los individuos pueden especializarse en lo que ellos creen que son buenos. Los individuos pueden desarrollar su propio capital humano, porque no tienen a un gobierno o un pez gordo local diciéndoles qué deben hacer. Así que creo que ésta es una de las cosas fundamentales: tenemos mucha especialización local con inversiones y capital humano y aprendizaje y entrenamiento y desarrollo de las habilidades, que simplemente no ocurre en sociedades en las que tienes todo dirigido desde arriba, ya sea por el gobierno o por los peces gordos locales.

Y también tenemos unas relaciones de interdependencia entre las diferentes ciudades-estado reconociendo que son capaces de centrarse en algo que saben hacer realmente bien e intercambiar esto con otras ciudades-estado con las que mantienen relaciones comerciales. Así que, por ejemplo, en la parte occidental del mundo griego, Sicilia y el sur de Italia, son realmente buenos cultivando grano. En la parte oriental del mundo griego, la Grecia continental es menos buena para plantar grano, pero muy adecuada para cultivar olivos, elaborar vino y también para diferentes formas de manufacturación.

Así que, de cualquier forma, tanto el desarrollo de la especialización local por parte de los individuos –por ejemplo, quien resulta ser un gran alfarero o un buen pintor de jarrones o un poeta o bueno en la venta al por menor– como la especialización de determinadas regiones, de determinadas ciudades-estado basada en las diferentes ventajas que tienen en función de recursos naturales.

T: ¿En qué se diferencia tu discusión en torno a estos problemas de la de otros historiadores?

J: Pues durante mucho tiempo existió la creencia entre los historiadores de que el mundo griego era sustancialmente, fundamentalmente diferente de la modernidad. La idea era que la modernidad es diferente en su sistema de producción –lo cual es, en cierto modo, correcto–, pero también que la modernidad era diferente en el tipo de relaciones sociales en la que la gente se involucraba y, por tanto, en el tipo de desarrollo económico que era posible.

Lo que yo sugerí, basado en parte… porque ahora sabemos mucho más sobre lo que realmente ocurría en lo que respecta… en el mundo griego en lo que respecta a su desarrollo económico a lo largo del tiempo, los niveles de consumo de entonces, es que debíamos volver a repensar todo esto. Y cuando realmente nos ponemos a investigar cómo gobernaban sobre las instituciones, las normas sociales que la sociedad realmente desarrolló, resultó evidente que el mundo griego era en ciertos aspectos mucho más parecido al menos al mundo de la temprana Europa Moderna, digamos a Holanda, Inglaterra, en el s. XVII, que a lo que fue la Edad Media, que es el modelo que había sido utilizado antes.

T: Puedo comprender cómo la descentralización y… y la especialización y los intercambios existen hombro a hombro, pero, ¿cuáles fueron las ventajas que la Grecia Clásica sacó del hecho de que no era operada… no había un rey gobernando todo el cotarro, sino una serie de entidades independientes?

J: Pues las posibilidades para la diversidad y la experimentación y la política… formas de organización política y muchos otros tipos de configuración tecnológica e institucional de la sociedad fueron muy extensas en el mundo griego, así que en lugar de decir simplemente que había una sola forma de hacer cosas –el rey dice ‘Esto es lo que haremos’, no queremos cambiar las cosas, el rey quiere seguir distribuyendo rentas para mantener la coalición y por tanto hay poco cambio–, teníamos un mundo que estaba realmente movido por el cambio. Porque si una ciudad-estado desarrollaba una nueva idea, una nueva institución, una nueva tecnología y estaba compitiendo con una ciudad-estado vecina, había buenas razones para que esa ciudad-estado vecina adoptase lo que funcionaba de esa institución, esa tecnología.

Así que lo que vemos a lo largo de esta vasta acumulación de estados es la lucha por desarrollos ventajosos, ya sean institucionales o tecnológicos,  así avanzan y por tanto la innovación se recompensa, hay una razón para que la gente innove, el estado recompensaba a los innovadores en lugar de aplastar la innovación, que es lo que obtienen con un único gobierno centralizado. Una vez más, el rey no quiere cambiar demasiado las cosas, perturba el modo en que su coalición funciona y, por tanto, un gran número de sociedades históricamente muy centralizadas tienden a resistirse a la innovación, mientras que la razón de los griegos para innovar radicaba en que las ciudades-estado debían sobrevivir y florecer en un entorno altamente competitivo.

T: Quiero preguntarte sobre algo que está tal vez un poco alejado de lo que tratas en tu libro pero que me interesa. Hay un ensayo famoso, creo que era un discurso, del s. XIX de Benjamin Constant…

J: Sí.

T: Sobre la libertad de los antiguos vs. la libertad de los modernos, y lo que intentaba decir en él, porque supongo que no todos los que nos escuchan lo han leído, pero lo que intentaba decir es que la visión que la gente tenía de lo que significa la libertad era muy diferente en el mundo antiguo, en comparación con el moderno. Hoy pensamos en libertades individuales como la libertad de expresión o la libertad de religión, cosas así. En el mundo antiguo la libertad era concebida como algo más colectivo: somos libres porque tenemos libertad política, podemos tomas nuestras decisiones juntos en una sociedad política sin estar dominados por una fuerza exterior. Así que cuando ésta es tu visión de la libertad, entonces la libertad individual se queda en segundo plano. Tiene instituciones como el ostracismo ateniense, con el que alguien podía ser exiliado durante 10 años simplemente porque la mayoría de la gente así lo decía. Esto sería algo que hoy consideraríamos horrible. Mientras que hoy en el mundo moderno, con nuestros estados megagigantes, no disponemos de la liberad que ellos tenían, en tanto que, sí, tomamos nuestras decisiones en común, pero cuando somos cien millones nuestras voces individuales no cuentan demasiado. ¿Qué piensas de la tesis de Constant? ¿Está exagerando esto?

J: Sí. Constant era un tipo muy inteligente y la estructura básica de su disc… de su argumento, creo que es muy valiosa, pero sí, está exagerando las cosas. De hecho, incluso Contant, si lo lees con atención, dice que hay excepciones a su división, según la cual los antiguos sólo tenían esta libertad positiva y los modernos tienen una concepción de libertad negativa. Dice que Atenas es un ejemplo de estado antiguo que realmente llegó a entender cierta concepción de libertades negativas, las libertades del individuo. Por supuesto, Atenas es el estado sobre el que más sabemos, con diferencia, del mundo antiguo, y la cuestión es, ¿es Atenas simplemente un caso salvaje aparte diferente de las otras ciudades-estado griegas o era más bien un ejemplo de lo que, al menos, eran las ciudades-estado griegas más prósperas? Y resulta que Atenas era más bien una ciudad-estado ilustrativa. Esparta, que es el estado del que Constant habla como completamente carente del concepto de libertades individuales, resulta ser el caso aparte, en lugar de ser Atenas el caso aparte.

Así que es realmente cierto que hay una diferencia entre la concepción de la libertad de los antiguos y la robusta, ya sabes, idea de los ss. XX-XXI de derechos humanos inalienables e inherentes de cada individuo. Pero también se da bastante el caso, entre las ciudades-estado griegas, de que dentro de la estructura de la ley el individuo debe ser libre de perseguir sus propios proyectos individuales. De acuerdo, es cierto que también hay limitaciones. Por ejemplo, has mencionado el ostracismo. Por otro lado, el ostracismo en Atenas es extremadamente ocasional. Hay sólo quince ostracismos en los casi doscientos años de democracia ateniense. Así que, aunque ciertamente nos horrorizaría crear [una institución de] ostracismo o mantener [una institución de] ostracismo hoy, al menos a muchos de nosotros, no es el modo habitual de hacer las cosas en las ciudades-estado griegas normales, haciendo regularmente ostracismos y echando a ciudadanos porque [inaudible].

T: Bueno, tengo que hacer una pregunta evidente. Si… si aceptamos que es de aquí de dónde vino la prosperidad griega, de dónde vino el florecimiento griego, entonces la pregunta es a dónde se fue. Estos ingredientes que atribuimos a su éxito, a dónde se fueron. Claro, por supuesto, tras Alejandro Magno es cierto que las ciudades estado perdieron gran parte de su autonomía. Pero, ¿cuál es… cuál es la explicación última? Porque presumiblemente seguían teniendo especialización e intercambio, ¿cómo explicamos…? Podemos explicar de dónde viene todo pero, ¿podemos explicar también a dónde se fue?

J: Sí, éste fue el gran desafío para mí y cuando escribí este libro quería explicar el auge y caída de este importante mundo de ciudades-estado. Y creo que la mejor forma de explicar la caída es en dos etapas. En la primera etapa, la ciudad-estado pierde al menos parte de su independencia a manos de Alejandro Magno y el Reino de Macedonia decidía cómo tomar prestado o [inaudible], o apropiarse si quieres, muchas de las innovaciones, tecnológicas e institucionales, que surgieron en la cultura de las ciudades-estado. Filipo de Macedonia, padre de Alejandro, y Alejandro se dedicaron a buscar qué funcionaba en el mundo de las ciudades-estado, especialmente innovaciones militares e innovaciones financieras, y adaptarlas a su propio estado autocrático centralizado, poniéndolas al servicio de la organización militar. Así que esto es lo que lleva a las importantes victorias de Alejandro Magno y de los macedonios luego y lo que hasta cierto punto limita la independencia de las ciudades-estado griegas.

Pero esta independencia no desaparece completamente hasta el periodo romano. Las ciudades-estado griegas estaban básicamente demasiado bien protegidas, bien defendidas individualmente para que [inaudible] el periodo helenístico el rey Alejandro pudiera extraerles todos los recuerdos que desease extraerles –poner los impuestos tan altos que, básicamente, absorbería toda la capacidad productiva de la ciudad–. No es hasta la toma de poder romana que encontramos el poder hegemónico tan superior en su capacidad total, militarmente hablando, como para desfortificar, desmilitarizar las ciudades-estado y, por tanto, concluir realmente el periodo de genuina independencia por parte de la ciudad-estado. Y es entonces cuando empezamos a ver la caída del mundo griego. El mundo griego pasa a ser parte del Imperio Romano y, cuando el Imperio Romano como una gran entidad fracasa, fracasa también con él el mundo griego. Y esto lleva a un muy largo periodo de niveles de consumo reducido, una economía pobre, que continúa en el mundo griego, al menos en el centro de Grecia hasta el s. XX.

T: Bueno, muchas veces se pregunta a los historiadores qué lecciones podemos sacar. La gente espera que la historia tenga estas pequeñas y limpias lecciones en conserva que pueden extraer, pero, bueno, no es del todo inadmisible que la gente pregunte eso porque, tal vez, hay cosas que el pasado tiene que enseñarnos. ¿Qué piensas… hay algo que el periodo de la Grecia Clásica pueda enseñarnos hoy? No… no las ideas de los filósofos y esas cosas, sino su experiencia como sociedades políticas. ¿Qué nos enseña hoy?

J: Creo que hay algunas lecciones que pueden extraerse. Estoy de acuerdo que las lecciones en conserva pueden ser banales, pero debemos mirar a la historia para comprender dónde estamos y hacia dónde podríamos estar dirigiéndonos. Así que las lecciones fundamentales que sacaría son que, por un lado, ciudadanos agrupados pueden crear normas que son relativamente justas, que realmente agrupan a los ciudadanos, que establecen un estado de derecho, que limitan hasta cierto punto lo que puedes hacer como individuo y, teniendo esto en cuenta, expanden lo que puedes hacer como individuo porque se te permite realmente tomar decisiones con vistas al futuro.

La acción ciudadana colectiva es posible en formas que no resultan opresivas para la libertad individuo, sino que básicamente expanden la libertad individual. Y no es algo fácil de realizar el encontrar un equilibrio entre las normas y la libertad de actuar como un individuo tal que las reglas en realidad empujan hacia delante el potencial de la sociedad y el individuo. Es algo complicado, pero puede hacerse.

Creo que otra lección que puede aprenderse es que el tipo de innovaciones y avances que pueden producirse en una sociedad descentralizada dispersa orientada hacia la libertad puede ser aprovechado por sociedades que no tienen estos valores. Que los desarrollos que surgen de una sociedad dispersa o diversa como las ciudades-estado griegas no es posesión única del mundo antiguo. Y, por tanto, es algo que creo que debemos también potenciar.

T: Bueno, el libro es The Rise and Fall of Classical Greece del profesor Ober, nuestro invitado. Agradezco tu tiempo y este maravillo libro. Muchas gracias.

J: Muchas gracias, Tom. Buena charla.