Friday, 23. August 2019

Visitantes

1778514

Búsqueda

AGON en Facebook

Compártenos

Share to Facebook Share to Twitter Share to Linkedin Share to Myspace Share to Delicious Share to Google 

Compartir

 

Crónica del congreso de la IDS

 

 

El 15º Simposio de la International Dostoevsky Society (IDS)[1] que ha tenido lugar en Moscú del 8 al 14 de julio del presente año ha supuesto un gran acontecimiento nacional para Rusia, ya que desde su fundación en 1971 la IDS había venido celebrando sus reuniones científicas en diversos lugares de Europa y de los Estados Unidos, pero nunca en la tierra natal de Dostoievski. Por tanto, el orgullo que representaba para los rusos el poder celebrar por fin a su “guía espiritual” en su propio país era considerable y así se puso de manifiesto tanto en la pomposa y cuidada organización del evento, como en la publicidad que se le otorgó en los medios de comunicación nacionales[2].

Con un tema tan provocativo y problemático para Rusia como “F. M. Dostoievski y el periodismo”, los organizadores del simposio pretendían centrarse en Diario de un escritor, nombre con el cual se conoce la serie de artículos periodísticos (pero también narraciones) en los que el pensador ruso entró de manera clara y decidida en el debate público de su tiempo abordando cuestiones relacionadas con la política, la literatura, la filosofía y la historia[3]. En este sentido, se proponía el estudio y el análisis de uno de los textos más importantes y complejos de Dostoievski, pero también menos tratados y/o menos conocidos por el gran público y, en parte, también por los especialistas, quienes suelen centrarse más en su faceta literaria, obviando o dejando en un segundo plano su labor periodística y, por ende, su carácter más polémico[4].

El simposio se inauguró el lunes 8 de julio con una gran ceremonia de recepción a todos los participantes (unos 120 en total), la presentación del programa y los agradecimientos de rigor a las instituciones colaboradoras, en especial, a “Dom russkogo zarubezhya im. A. I. Solzhenitsyna”, centro que cedió amablemente sus instalaciones para la realización del congreso.

Acto seguido, tuvieron lugar las primeras ponencias en sesiones plenarias en las que, por parte de los rusos, se insistió en el hecho transcendental que representaba para Rusia y para los rusos el que la IDS hubiera elegido Moscú como sede para honrar al escritor que mejor define el alma rusa, mientras que los occidentales plantearon toda una serie de cuestiones que sirvieron de punto de partida para la discusión posterior en el transcurso del congreso. Asimismo, se leyó un emotivo texto de Robin Feuer Miller sobre el investigador americano recientemente fallecido Joseph Frank, a quien se le debe la biografía más completa existente en lengua no rusa sobre Dostoievski[5].

Inaugurado oficialmente el simposio, a partir ya del martes se dio inicio a las distintas secciones de trabajo, en las que especialistas procedentes de casi todos los continentes estudiaron los diversos aspectos filológicos, literarios, filosóficos y políticos que se pueden encontrar en Diario de un escritor, texto que servía a todos ellos de piedra angular para su discurso.

Como complemento a las intensas jornadas de trabajo (las secciones empezaban a las 9:30 y terminaban a las 13:00 y continuaban de 15:00 a 18:30), los organizadores prepararon toda una serie de actividades que servían para salir de la rutina de la estricta discusión académica como, por ejemplo, la mesa redonda celebrada el primer día. Aquí, los diferentes especialistas tuvieron la oportunidad de presentar toda una serie de novedades bibliográficas indispensables para la investigación dostoievskiana entre las que hay que destacar una crónica de la vida de la familia Dostoievski a cargo de I. Volgin, el anuncio del 20º aniversario de la revista “Dostoievski i mirovoya kultura” que dirige desde Moscú K. Stepanyan y la aparición del tercer volumen de los “Dostoevsky Monographs” editado por S. Aloe.

No menos agradable fue para todos los asistentes la organización el martes de una instructiva visita a la Casa-Museo de F. M. Dostoievski de Moscú y la inauguración el miércoles de una exposición con objetos personales del escritor que se conservan en el legado póstumo de su segunda mujer, Anna G. Dostoievskaya («Все мною собранное…» Из коллекции А. Г. Достоевской).

Pero sin duda fue el jueves el día más importante del simposio y de la IDS, puesto que se celebraron tanto la reunión oficial de todos los representantes nacionales como, posteriormente, la Asamblea General, donde, entre otras novedades, se anunció un cambio en la estructura de gobierno de la asociación (ahora el presidente será el ruso Vladimir Zakharov) y la sede del próximo simposio. Si todo va bien, en el año 2016 los especialistas de todo el mundo discutirán sobre Dostoievski en la maravillosa ciudad de Granada.

Como conclusión oficial del congreso, el viernes se organizó una recepción en la majestuosa “Casa de Pashkov”, donde en la sección de manuscritos se expusieron toda una serie de textos de Dostoievski (borradores de cartas, obras y cuadernos de trabajo), muchos de ellos inéditos para el investigador y que provocaron comentarios y discusiones interesantes entre los especialistas allí presentes. Ni que decir tiene que esta inauguración oficial de la exposición, así como la posterior cena que se ofreció a los participantes del simposio facilitó que todos juntos pudieran comentar en familia los resultados de cinco días de discusión continuada sobre Dostoievski.

Para los participantes que quisieron quedarse más días en la ciudad de Moscú, el sábado se organizó una visita guiada a Darovoe, es decir, al pueblo donde Dostoievski pasó parte de su infancia y el domingo se ofreció una serie de actividades culturales paralelas.

Por lo que se refiere al punto de vista organizativo, hay que destacar el afable trato ofrecido en todo momento por las jóvenes asistentas, así como también el hecho de que la organización tuviera a bien a sufragar los costes de la comida del mediodía, hecho éste que fue recibido con gran satisfacción y agradecimiento por parte de los participantes.

Junto a estos aspectos positivos, hay que lamentar, sin embargo, las importantes ausencias de renombrados especialistas, unas ausencias que se tradujeron en la nula representación en el congreso de investigadores alemanes, suizos, austríacos, franceses y, en parte, de americanos, ingleses o españoles.

A pesar de este déficit, el evento fue indiscutiblemente un éxito. Un éxito que esperamos que se vea no sólo igualado, sino incluso superado en el año 2016, cuando se celebre el siguiente simposio de la IDS en Granada.

Jordi Morillas

Coordinador Regional de la IDS para España



[1] Página web: www.dostoevsky.org.

[3] En español disponemos de varias ediciones de esta obra: desde la traducción ofrecida por Cansinos Assens en su edición de los años 30, pasando por la edición parcial de J. García Mercadal (Espasa-Calpe, Buenos Aires, 1960, con reediciones posteriores) y las recientes de Víctor Gallego Ballestero (Alba Editorial, Barcelona, 2007) y de Paul Viejo (Páginas de Espuma, Madrid, 2010).

[4] Véase Joseph Frank, “Approaches to the Diary of a Writer”, Through the Russian Prism: Essays on Literature and Culture (Princeton, NJ: Princeton Univ. Press, 1990), pp. 153-169.

[5] Esta biografía se encuentra traducida al español en la editorial Fondo de Cultura Económica de México: Dostoievski: las semillas de la rebelión, 1821-1849, trad. de Celia Haydée Paschero (1984); Dostoievski: los años de prueba, 1850-1859, trad. de Jaime Retif del Moral (1986); Dostoievski: la secuela de la liberación, 1860-1865, trad. de Juan José Utrilla (1993); Dostoievski: los años milagrosos, 1865-1871, trad. de Mónica Utrilla (1997) y Dostoievski: el manto del profeta, 1871-1881, trad. de Juan José Utrilla (2010).