Sunday, 24. September 2017

Visitantes

1199845

Búsqueda

AGON en Facebook

Compártenos

Share to Facebook Share to Twitter Share to Linkedin Share to Myspace Share to Delicious Share to Google 

Compartir

Alemania y la invasión musulmana de Europa

gerkey

Que Alemania es un país «pionero» es una realidad que no se le escapa a ninguna persona que tenga un mínimo de conocimientos históricos. En efecto, Alemania ofreció al mundo un agustino llamado Lutero, quien, con su Reforma del Cristianismo no sólo impidió su decadencia y posible desaparición de Europa, sino que también provocó toda una serie de conflictos y guerras entre los diversos pueblos europeos; Alemania fue la cuna del romanticismo, que tanto daño ha hecho a las mentes jóvenes de generaciones posteriores; Alemania fue la madre del nacionalismo con Herder y Fichte a la cabeza; Alemania fue el origen del denominado «Idealismo» con Kant, Fichte, Schelling y Hegel como sus representantes principales y que tantos perjuicios ha causado a la filosofía; Alemania fue el centro de los estudios racistas y antisemitas del siglo XIX que culminarían, pocos años después, en el nacimiento del nacionalsocialismo y, por último, Alemania es uno de los pocos países «coherentes» que ha querido llevar hasta sus últimas consecuencias los «logros» de sus grandes personalidades históricas como puede constatar de manera tangible el lector en Auschwitz, donde se dan cita cogidos de la mano el antisemitismo luterano, el nacionalismo, el romanticismo, la filosofía idealista y los estudios científicos alemanes del siglo XIX.

No contenta con estos logros, Alemania también se destaca en estos instantes por ser el país que está facilitando (junto con otros que le siguen muy de cerca como Francia, Holanda o toda Escandinavia) la invasión pacífica musulmana de Europa.

El 17 de agosto del presente año, se publicó en Berlín una encuesta llevada a cabo por INGO GmbH (Berlín / Alemania) y el Liljeberg Research International Ltd. Sti (Antalya / Turquía), con el título “Entorno vital y de valores de los turcos alemanes 2012”[1]. Esta encuesta, que tenía como antecesora las realizadas en los años 2009 y 2010, pretende analizar el grado de integración de los turcos y de sus valores en Alemania.

Alemania posee actualmente cerca de 2,7 millones de turcos, teniendo una cuarta parte de ellos la nacionalidad alemana. Para el estudio, se entrevistó a cerca de 2 millones de turcos que sobrepasaban los 15 años de edad, siendo un 36 % de ellos menores de 30. Por lo que se refiere a su formación, en la presentación de la encuesta se afirma que una cuarta parte ha concluido sus estudios secundarios, habiendo ido a la universidad sólo un 9%. De entre los encuestados, un 47% estaría trabajando de manera completa o parcial, estando, por el contrario, un 10% en paro y un 17% recibiendo alguna ayuda social del Estado.

A este colectivo, pues, se le realizaron toda una serie de preguntas para evaluar su opinión sobre toda una serie de cuestiones relacionadas con Alemania y sus valores. Las principales respuestas se ofrecen a continuación:

1) Un 15% de los encuestados siente a Alemania como su patria, mientras que un 39% considera que ésta es Turquía. Entre los jóvenes de 15 y 29 años la relación es 26% a 32%.

2) Los motivos de emigración a Alemania son mayoritariamente para buscar trabajo (33%) o para casarse (38%). Representado por sexos, se tiene que un 36% de los hombres van a buscar trabajo, mientras que un 56% de las mujeres vienen a casarse.
3) De entre todos los encuestados, un 45% desea volver a Turquía, siendo un 5% los que se lo plantean en los próximos 2 años y un 12% en los 10 siguientes. Los motivos principales para marcharse son que Turquía es su patria, que quieren pasar allí su jubilación, que el tiempo es mejor y, en cuarto lugar, que no acaban de congeniar con los alemanes y con Alemania. Entre los motivos para no marcharse, sin embargo, está el hecho de que en Alemania disfrutan de protección social.
4) Por lo que se refiere a la lengua, sólo un 31% confiesa hablar mejor alemán que turco, siendo entre ellos un 70% menores de 30 años. Como dato curioso, destacar que dos terceras partes de la presente encuesta se realizó en turco.

5) Según la encuesta, un 53% opina que los profesores alemanes deberían saber turco para ayudar a los niños con problemas con el alemán, mientras que un 48% sostiene que las clases en la escuela primaria deberían ser en turco para que todos los niños las pudieran seguir sin problemas.

6) La imagen que tienen de Alemania en comparación con Turquía es que el primero tiene una economía, un sistema social, un nivel de vida y de educación superior, mientras que en Turquía, no obstante, se vive mejor. Asimismo, se observa cómo los turcos destacan el hecho de que en Alemania existe más seguridad personal, una constitución y una legislación más moderna, hay más libertad política, pero, sin embargo, la dirección y el gobierno político de Turquía es mucho mejor que el germano.

7) Las opciones políticas que los turcos consideran en Alemania son SPD (50%), Verdes (26%), CDU (13%) y La izquierda (5%). Pero, en Turquía, un 61% votaría al AKP, el partido conservador islamista.

8) La postura general de los turcos frente a Alemania en cuestiones sociales se resume como sigue:

- “Se puede ser al mismo tiempo un buen musulmán y un buen alemán” (84% frente al 86 % del 2010)

- “El Islam es la única religión verdadera” (72% frente a un 69% del 2010)

- “Los turcos en Alemania tienen una formación menor que los alemanes” (66% frente a un 63% del 2010)

- “Estoy mejor con turcos que con alemanes” (62% frente a un 40% del 2010)

- “En Alemania se deberían construir todavía más mezquitas” (55% frente a un 49% del 2010)

- “Tengo la sensación de no ser bienvenido en Alemania” (47% frente a un 49% del 2010)

- “Me gustaría que en Alemania hubieran algún día más musulmanes que cristianos” (46% frente a un 33 % del 2010)

- “Para mí, los ateos son gente inferior” (25% frente a un 22% del 2010)

- “Para mí, los judíos son gente inferior” (18% frente a un 14% del 2010)

- “Para mí, los cristianos son gente inferior” (8% frente a un 10% del 2010)

- “Hoy en día hay mucha tolerancia. Habría que castigar más severamente a los criminales” (74% frente a un 76% del 2010)

- “Debería haber una estricta separación entre Estado y Religión” (68% frente a un 71% del 2010)

- “La homosexualidad es una enfermedad” (51% tanto ahora como en el 2010)

- “Para crímenes especialmente graves como el asesinato debería haber pena de muerte” (48% frente a un 45% del 2010)

- “Las mujeres deberían llevar en la calle un pañuelo” (28% frente a un 26% del 2010)

- “Si alguien comete injustica conmigo tengo derecho a cometerla yo con él” (26% frente a un 24% del 2010)

- “Los matrimonios del mismo sexo se deberían permitir en todos sitios” (26% frente a un 30% del 2010)

- “La mujer no debería tener sexo antes del matrimonio” (63% frente a un 56% del 2010)

- “La virginidad de la mujer es una condición previa para un matrimonio” (52% frente a un 48% del 2010)

- “El hombre y la mujer no deberían vivir juntos antes del matrimonio” (52% frente a un 47% del 2010)

- “El hombre no debería tener sexo antes del matrimonio” (43% frente a un 38% del 2010)

- “La educación de los niños es asunto de la mujer” (29% frente a un 32 % del 2010)

9) Entre las cuestiones sociales que en la encuesta denominan “tabúes”, conviene destacar cómo un 73% considera que están mal las relaciones homosexuales y un 64% el aborto.

10) Cuatro de cada diez encuestados sostienen que se puede confiar en los alemanes, mientras que sólo un 45% cree que es posible con los turcos-alemanes.

11) El sentimiento de discriminación entre los turcos frente a los alemanes es bastante digno de ser resaltado. Entre las discriminaciones vividas por los turcos destacan

- “Insultos por mi religión” (26% frente a un 24% del 2010)

- “Ataques corporales por mi ascendencia turca” (16% frente a un 8% del 2010)

12) La religiosidad de los turcos que viven en Alemania es bastante acentuada: un 37% se considera “estrictamente religioso”, mientras que sólo un 9 % nada religioso. Por sexos, se definen como “estrictamente religiosas” un 45% de de las mujeres frente a un 30% de hombres. Por edades, se observa que, entre 15-19 años lo son un 35%, entre 30-49 un 34% y mayores de 50 un 43%.

13) En abril del 2012 se llevó a cabo en toda Alemania por parte de los salafistas una acción propagandística que consistía en regalar ejemplares gratuitos del Corán en alemán entre la población no musulmana con el fin de dar a conocer su religión y conseguir nuevos adeptos para el Islam. Esta acción proselitista creó una gran polémica en Alemania, aunque en ningún momento se prohibió de manera expresa. Los encuestadores preguntaron a los turcos qué pensaban sobre esta acción y en qué medida habían contribuido activamente a la misma. Los resultados fueron los siguientes:

- Un 10% considera la acción como “muy buena”, un 35% como “buena”, un 24% como “mala” y un 31% como “muy mala”. Por sexos, se observa cómo el porcentaje de hombres que consideran que la acción es “muy buena” es de un 11% frente a un 9% de mujeres, mientras que “buena” es de un 37% frente a un 33%. Por edades, se constata cómo entre el público más joven (entre 15-29 años) es considerada “muy buena” por un 20% y un 43% como “buena”, mientras que la franja entre 30-49 años la considera un 9% “muy buena” y un 37% “buena”. Este dato contrasta fuertemente con el sector mayor, quien considera como “muy mala” esta acción (46%)

- Entre los que apoyarían la acción económicamente, se tiene que un 65% lo rechazaría, mientras que quienes lo aceptaría rondan entre el 14 y el 12%. Por edades, se observa de nuevo cómo, entre la gente joven (de 15 a 29 años) un 25% lo haría con convicción, rechazándolo un 46%, que contrasta con el 78% de las personas mayores turcas que descartarían cualquier tipo de ayuda económica para una campaña semejante.

 

Estos son, resumidos, los principales resultados de la encuesta. Las conclusiones que se pueden extraer de ellas son más que evidentes. Tal y como ocurrió hace más de 1600 años con el Imperio Romano, de nuevo son los germanos (Alemania, Holanda, Inglaterra, Escandinavia…) la avanzadilla de la destrucción de Europa. De nosotros depende que se vuelva a repetir la historia, pues, en esta ocasión, no se caerá en una “oscura Edad media” a la que luego seguirá una “Ilustración”, sino que las hordas islámicas, más radicales, más destructivas, más fanáticas y más ignorantes que sus abuelos los judíos y sus padres los cristianos acabarán definitivamente con todo rastro de cultura genuinamente europea, sumiendo el mundo en la más oscura de las noches, en la que la base de la ley no será la razón, sino las costumbres salvajes de los desiertos de la península arábiga.